Tú y Sevilla




A Sevilla le eché los requiebros
que te echo a ti. Se ríen,
mirándola, estos ojos que se ríen
cuando te miran.

Me parece
que, como tú, llena ella el mundo,
tan pequeño y tan mágico con ella, digo,
contigo, ¡tan inmenso,
tan vacío sin ti, digo, sin ella!

¡Sevilla, ciudad tuya,
ciudad mía!


Juan Ramón Jiménez, "Tú y Sevilla"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada